Josep Maria Mallarach

You are Here Home|Member|Josep Maria Mallarach

Josep Maria Mallarach

Nací el 1955 enla falda de un pequeño volcán, en la ciudad de Olot, entonces bastante aislada en el Prepirineo catalán, de familia de artesanos y secretarios de pequeños ayuntamientos núcleos de montaña. Mi padre, pintor paisajista vocacional, me inoculó el amor por la naturaleza y su gente. A los 6 años empecé con los Boy-Scouts,  y el excursionismo, alpinismo y la espeleología fueron mis principales aficiones juveniles.

Estudié Geología (porque no existía medio ambiente) y antes de terminar la carrera ya empecé a trabajar en temas de geología ambiental, riesgos geológicos y planificación urbanística en las comarcas pirenaicas. Allí tomé conciencia del inmenso valor de los bienes comunales y de la situación de abandono que padecen en muchas partes.

Habiendo hecho el propósito solemne de dedicarme a la conservación de la naturaleza, durante la transición democrática me involucré en numerosas campañas para proteger espacios naturales de valor, amenazados de destrucción, especialmente en la zona volcánica donde nací. Debido a ello, acabé siendo el primer director del Parque Natural de la zona Volcánica de la Garrotxa (1985-91). En aquella área protegida, con un 95% de propiedad privada, 11 municipios y más de 1200 masías diseminadas, aprendí los retos de la complejidad, las disfunciones de las administraciones públicas, y las limitaciones del enfoque técnico de conservación. Ante las contradicciones insuperables a las que me encontraba sometido, renuncié al cargo y me fui con mi familia a los EE.UU.  Allí viví siete años y, además de realizar un master de ciencias ambientales y realizar investigaciones, tuve ocasión de ampliar horizontes, conocer enfoques de conservación de la naturaleza muy diversos, desde los bioregionales y los “land trusts” hasta los sistemas ancestrales, y empecé a colaborar con comunidades indígenas.

Desde que regresé a Europa en 1998 he trabajado como consultor independiente, combinando trabajos a nivel local, nacional e internacional. En España he trabajado sobretodo en Cataluña, País Vasco, Navarra, Baleares y Canarias, principalmente en la planificación, gestión y evaluación de áreas naturales protegidas y el desarrollo local sostenible. A nivel internacional, colaboro con diversos grupos de la  Comisión Mundial de Áreas Protegidas de UICN y con el Programa de Sitios Patrimonio Mundial de UNESCO. En el Congreso Mundial de Áreas Protegidas de 2003 me vinculé al grupo de Trabajo sobre Valores Culturales y Espirituales de las Áreas Protegidas, del que soy miembro del comité directivo. El año siguiente, junto con Thymio Papayannis impulsamos la Iniciativa Delos, sobre sitios naturales sagrados, la mayoría de los cuales son gestionados de forma comunitaria.  El mismo 2005 creamos en España la Asociación Silene, dedicada al fomento de los valores inmateriales de la Naturaleza, que coordino en la actualidad, y que es miembro de Iniciativa Comunales desde el origen. Entré en contacto con los enfoques comunitarios a escala internacional de la mano de Grazia Borrini-Feyerabend en 2008, quien me convenció poco después para que fuera miembro honorario del ICCA Consortium.

Los temas a los que me he dedicado los últimos años dieron lugar a una tesis doctoral que demuestra que la integración de los valores culturales y espirituales de las comunidades locales mejora la efectividad de las áreas protegidas en Europa. Entre las publicaciones que he realizado o coordinado quiero destacar una: Patrimonio inmaterial: valores culturales y espirituales. Manual para su incorporación en las áreas protegidas, publicada por EUROPARC-España el 2012, porque fue una primicia mundial. Por supuesto que entre los elementos patrimoniales y los valores que el manual considera están  los vinculados a los sistemas de gobernanza, así como los oficios y conocimientos tradicionales.

Los retos de conservación de la naturaleza son cada vez más graves y complejos, a todas las escalas y precisan respuestas nuevas, creativas, potentes, desarrollando todo tipo de alianzas que diversifiquen y amplíen el apoyo social. Los enfoques legalistas y tecnocráticos son caros y tienen un campo de aplicación muy limitado. La crisis económica de los últimos años lo ha puesto de evidencia. Las estrategias  comunales, sean tradicionales, revitalizadas, refundadas o de nueva creación, son una parte vital de la respuesta, no tengo la menor duda. Por esto estoy acepté ser miembro de la primera Junta de Iniciativa Comunales.

ABOUT THE AUTHOR

iComunales somos una asociación de ámbito estatal, formada por comunidades que gobernamos aguas, tierras, bienes y derechos de forma comunal.